Saltar al contenido
TOPceos

Carlos Pedro Blaquier

17 julio, 2018

El empresario argentino Carlos Pedro Blaquier es mayormente conocido por haber presidido desde 1970 hasta 2014 la empresa Ledesma, la principal productora de azúcar de Argentina. Para 2015, su fortuna se estimaba en 4.200 millones de dólares.

Nacido en 1927, Blaquier proviene de una familia francesa. Estudió en el colegio Champagnat y es egresado del Instituto Superior de Filosofía, doctor en derecho y ciencias sociales y doctor honoris causa en filosofía de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

Blaquier continuó en Ledesma la obra de su suegro, Herminio Arrieta, transformando al ingenio azucarero, al que se le había agregado una fábrica de papel, en una empresa de gran nivel nacional.

La organización fue modernizada bajo su mando, aumentando las operaciones hasta convertirla en una competitiva empresa, no solamente la principal productora de azúcar de Argentina sino también la única productora de papel encapado del país y la principal productora de cuadernos y artículos escolares de la nación sureña.

Lee también el perfil del banquero argentino Jorge Brito

Ledesma es una de las principales exportadoras de naranjas y una importante productora de pomelos. También produce y exporta jugo concentrado de frutas y fabrica fructosa, glucosa y almidones. Asimismo es productora de carne vacuna y granos.

Responsabilidad social

Durante los años en los que Blaquier fue presidente de Ledesma, se destacó por los grandes aportes que realizó al desarrollo de la comunidad de Libertador General San Martín, donde la empresa se desarrolla en gran parte.

Como parte de sus labores, construyó hospitales y escuelas, así como viviendas. Para 2014, año en el que Blaquier renuncia a su presidencia por su avanzada edad de 86 años, Ledesma estaba construyendo mil viviendas para sus empleados.

Blaquier filósofo y coleccionista de arte

Una de las facetas de Blaquier es la de escritor. Es autor de “Apuntes para una introducción a la filosofía”, “Los Amores de Luis XV” y “Consideraciones sobre la historia política argentina”, entre otros títulos.

Sobre la filosofía, Blaquier ha asegurado que sus estudios le resultaron de gran utilidad en la vida empresarial, calificando la filosofía como una “gimnasia mental”.

También es considerado como uno de los mayores coleccionistas de arte de Argentina.