Saltar al contenido
TOPceos

Juliana Awada

30 diciembre, 2021
Juliana Awada en Top Ceos

María Juliana Awada es una empresaria argentina que se tuvo un período como Primera Dama de Argentina de 2015 a 2019. Es la primera mujer en este cargo que ha recibido la distinción del Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica en 70 años y la segunda en la historia después de Eva Perón en 1947.  En 2016, fue elegida como la Primera Dama más elegante del mundo por la revista «Hola»

Biografía

Awada nació en Villa Ballester el 3 de abril de 1974, hija de Ibrahim Awada, un inmigrante musulmán libanés de la ciudad de Baalbek, y Elsa Esther Baker, de ascendencia siria. Es hermana de los empresarios Zoraida y Daniel Awada, la artista Leila Awada y el actor Alejandro Awada.

Infancia

Durante su infancia y adolescencia, viajó repetidamente con su madre a Europa y Estados Unidos, principalmente a París, Londres y Nueva York, en busca de colecciones de moda. Después de completar su educación secundaria en una escuela bilingüe de inglés en Belgrano, el ahora desaparecido Chester College, perfeccionó su conocimiento de ese idioma en la ciudad de Oxford, Inglaterra.

Tan pronto como regresó a Argentina, se involucró activamente en el negocio familiar, una empresa textil creada por su padre en la década de 1960. En 1997 se casa con Gustavo Capello, de quien se divorciaría un año después.

Posteriormente entablaría relación con el empresario belga Bruno Laurent Barbier, a quien había conocido en un vuelo de Air France. A pesar de haber vivido juntos durante casi diez años, nunca se casaron, pero tuvieron una hija llamada Valentina.

Primera Dama de Buenos Aires

Awada y Mauricio Macri comenzaron una relación en 2009. Se casaron el 16 de noviembre de 2010 y tienen una hija, Antonia, nacida en 2011. En una entrevista con el diario La Nación en 2012, afirmó que su padre es un musulmán liberal que no se opuso a que una de las hermanas de Juliana se casara con un cristiano y la otra con un judío.

En julio de 2016, la Primera Dama y el presidente Macri iniciaron una gira europea que los llevó a Francia, Bélgica y Alemania, donde el presidente buscó proyectar su liderazgo internacional como socio político y comercial de la Unión Europea.

Macri y Awada mantuvieron en París un encuentro con el presidente francés, Francois Hollande, y en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, en este caso en el marco de una visita oficial de dos días. Además de reunirse con los dos líderes más afectados de la Unión Europea, el presidente fue recibido en Bruselas por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

El presidente y la primera dama fueron recibidos por el rey Felipe y la reina Mathilde en el Palacio Real de Bruselas.

Awada en una reunión con la emperatriz Michiko de Japón, Tokio, 2017
En septiembre de 2016, Awada acompañó a su esposo a la Cumbre del G-20 celebrada en Hangzhou.

Durante la cumbre, cumplió una agenda personal, en su primer día visitó un templo budista y una calle peatonal de artesanías. Al día siguiente visitó la Universidad de Zhejiang y participó en una actividad en la Academia de Arte de China.

En febrero de 2017, el presidente Mauricio Macri y la Primera Dama iniciaron una visita de Estado a España. La Primera Dama y la Reina Letizia se refirieron a los lazos que unen a ambos países y coincidieron en la importancia de trabajar en el cuidado de la niñez y el desarrollo integral de la mujer.

«Estoy muy agradecido de tener la oportunidad de venir a este país con Mauricio representando a Argentina. Es un honor y una gran responsabilidad que tomo con mucho entusiasmo», dijo Awada luego de su encuentro con la Reina, en el Palacio de la Zarzuela.

El encuentro entre Awada y Letizia tuvo lugar en paralelo al encuentro del Jefe de Estado con el Rey Felipe VI de España. La esposa del presidente le trajo a la reina una pulsera inspirada en Pampa, bañada en plata, del diseñador Federico Álzaga. “Hablamos de nuestros roles, de nuestros países con tanta historia y lazos en común, y también de lo que vivimos como mujeres y como madres de dos niñas. Me sentí muy cómoda y la conversación fluyó con naturalidad”, dijo.