Saltar al contenido
TOPceos

Liliane Bettencourt

23 diciembre, 2018

 

Liliane Bettencourt nació el 21 de octubre de 1922. Es una heredera francesa, empresaria y filántropa. Es una de las principales accionistas de L’Oréal y, con una fortuna estimada en 23,5 mil millones dólares EE.UU., es una de las personas más ricas del mundo.

Bettencourt nació en París, Francia, la única hija de EugèneSchueller, el fundador de L’Oréal, uno de las compañías más grandes del mundo de belleza y cosméticos. Su madre murió en 1927. Cuando Liliane tenía 5 años, formó un estrecho vínculo con su padre, quien después se casó con la institutriz británica Liliane. A la edad de 15 años, se unió a la compañía de su padre como aprendiz, mezclando productos cosméticos y etiquetando botellas de champú.

En 1950, se casó con André Bettencourt, político francés, quien se desempeñó como ministro de gabinete en los gobiernos franceses de los años 1960 y 1970 y llegó a ser vicepresidente de L’Oréal. Bettencourt había sido miembro de La Cagoule, un violento grupo fascista francés que el padre de Liliane había financiado y apoyado en la década de 1930 y que colaboró ​​con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Después de la guerra, su marido, al igual que otros miembros de la Cagoule, se refugió en L’Oréal a pesar de su pasado, políticamente inconveniente. Finalmente, los Bettencourt se instalaron en una mansión de Arte Moderno construído en 1951 en la Calle de Delabordère en Neuilly – sur-Seine, Francia. Tuvieron una hija, Françoise, quien nació el 10 de julio de 1953.

En 1957, LilianeBettencourt, heredó la fortuna de L’Oréal cuando murió su padre, convirtiéndose en la principal accionista de L’Oréal. En 1963, la compañía salió a bolsa (de valores), aunque continuaba con una participación mayoritaria de la compañía. En 1974, intercambió casi la mitad de su participación accionaria por una participación del tres por ciento (3%) en Nestlé S.A.

En 1987, Liliane Bettencourt, junto con su esposo e hija, fundaron la Fundación Bettencourt Schueller  para apoyar y desarrollar proyectos médicos, culturales y humanitarios. La Fundación tiene su sede en Neuilly-sur-Seine, Francia.

La Fundación, que tiene un presupuesto anual de £ 160 millones,  dedica aproximadamente el 55% de sus fondos a la educación científica y de investigación, 33% a proyectos humanitarios y sociales y el 12% a la cultura y las artes.