Saltar al contenido
TOPceos

Francisco de Narvaez

16 noviembre, 2020

Francisco de Narváez nació en Bogotá. Su madre Doris Steuer se casó con Juan Salvador de Narváez Vargas, un colombiano dedicado al negocio del café. Su familia materna se dedicaba al comercio, su abuelo Karel Steuer, la imagen familiar más influyente. Esta última era propietaria desde 1933 de la pequeña empresa Casa Te – Ta («tía» en checo), una tienda de regalos para niños. Junto a su socio, extendieron su negocio a Rumania y Yugoslavia, [cita requerida] hasta que la crisis europea los obligó a huir a Argentina en 1939, con una escala previa en Colombia. En 1946 Carlos Steuer abrió Casa Tía en Buenos Aires. Luego Uruguay (1956), Perú (1958) y Ecuador (1960) Por su línea paterna, De Narváez proviene de una tradicional y prominente familia bogotana. Su padre era bisnieto del presidente de Colombia José Manuel Marroquín, quien gobernó los destinos del país entre julio de 1900 y agosto de 1904.

Sus padres se instalaron en Buenos Aires cuando él tenía tres años, justo después de que el gobierno de Juan Domingo Perón fuera derrocado. Su padre, Juan Salvador De Narváez Vargas, murió el 5 de marzo de 1955 y se fue como sus hijos, además de Francisco, a Juana, Carlos y María Isabel.

A principios de la década de 1960, Francisco De Narváez asistió a la escuela primaria en el colegio Cardenal Newman. Después de terminar la escuela primaria, la familia de Francisco De Narváez tenía otros planes para él: seguir los pasos de su hermano Carlos, quien hizo su camino una escuela secundaria militar en Canadá.En 1966, a la edad de 13 años, De Narváez fue a estudiar al extranjero en St. Andrew’s College, pero luego abandonó la escuela secundaria y comenzó a formarse en Casa Tía como trabajador administrativo. Unos años más tarde, terminó el bachillerato en el Instituto Superior Juan XXIII.

Se casó con María Sara Fecchino en 1973, con quien tuvo tres hijos: Paco, nacido en 1976, Martín en 1978 y Jazmín en 1983.

Actividad de negocios
De Narváez se fue a trabajar en Concordia, provincia de Entre Ríos, con un excompañero de bachillerato, Gustavo Rapetti, en un negocio de consignación de ganado, donde estaba a cargo de la organización y administración de la empresa, la cual también se encargaba de dedicarse al engorde de ganado y venta de campos. Allí trabajó entre 1977 y 1981. Fue su primera experiencia agrícola.

En 1992, a los 39 años y agobiado por el estrés, De Narváez quiso suicidarse en una habitación del hotel Hyatt. En una entrevista exclusiva con el periodista argentino Jorge Fontevecchia, De Narváez explica: «Fue el final de una proceso muy duro. , transformación familiar y profesional, y una exigencia que me llevó al borde de esa situación. Una cicatriz que superé, pero que fue el resultado de un estrés fenomenal.

Prestó juramento como ciudadano argentino el 27 de noviembre de 1992. Ese mismo día el juez envió un oficio a la Sala para que De Narváez pudiera ingresar al padrón electoral nacional. A partir de ese día pudo votar.

De Narváez tiene dos tatuajes: uno en su cuello el símbolo de la serpiente de agua en el horóscopo chino y otro en su brazo como símbolo de la crisis oriental.

De Narváez, ya separado en 1981 de María Sara Fecchino, volvió a casarse con Agustina Ayllón en mayo de 2001, con quien tuvo 3 hijos: Milena nacida en 2004, Juan nacida en 2007 y Antonio nacida en 2009.

A fines de la década de los ochenta incrementó su participación en Casa Tía para iniciar «un proceso de renovación comercial y tecnológica» que determinaría el despido de la mayoría de los empleados, 3.500 de los 5.000