Saltar al contenido
TOPceos

Jacinda Ardern

4 octubre, 2023

Jacinda Ardern es la ex Primera Ministra de Nueva Zelanda y estuvo en el cargo desde 2017 hasta enero de 2023. Nació el 26 de julio de 1980 (actualmente tiene 43 años) en el distrito de Waikato, en una ciudad llamada Hamilton y durante toda su vida se dedicó a la política.

Ardern no fue una política que pasó desapercibida, ni para Nueva Zelanda ni para el marco global. Durante su mandato, se la ha destacado por las medidas que tomó en el inicio de la pandemia del coronavirus y su liderazgo, que la ha llevado a estar en lo más alto e incluso le han escrito un libro sobre esa temática.

La ex Ministra está en pareja con Clarke Grayford, un periodista neozelandés y ambos tuvieron una hija llamada Neve en el año 2018. Ardern siempre destacó el rol que cumplió Grayford en ciertos momentos que la política no podía estar por cuestiones del gobierno.

Las medidas en la pandemia: las claves del éxito de Ardern

En una sociedad, los políticos que integran el gobierno saben de lo imposible que es satisfacer las necesidades de toda la población. Obviamente, cuando la sociedad apoya el partido o el gobernante, se hace mucho más fácil para el político.

Y esa es justamente una de las claves que tuvo Ardern durante su mandato. Y su liderazgo no solo fue producto de sus medidas sino de la confianza que generó en los neozelandeses y que luego fueron ejecutadas a la perfección.

La pandemia del coronavirus llegó de un día para el otro y como todo lo nuevo que surge, hay que tomar acciones sobre la marcha. Cada país, con su capacidad y sus herramientas tuvo que afrontar esta enfermedad que contagió a millones de personas y causó el fallecimiento de varias de ellas.

¿Qué hizo Jacinda Ardern para controlar el coronavirus? Primero, la mujer nacida de Hamilton declaró un confinamiento obligatorio y además cerró la frontera con países vecinos. Esto se produjo cuando el país contaba con menos de 150 casos.

Como la mayoría de los países, sólo permanecieron abiertos los comercios y servicios de mayor relevancia como salud, almacenes y automotriz.

Sin embargo, la enfermedad del coronavirus no era un desafío solamente para Nueva Zelanda, sino que Ardern fue por más y tomó la problemática como una oportunidad para que el lugar oceáncio quede en la historia por las medidas que optó ante el virus.

Eso fue algo que comenzó a difundirse entre los habitantes y de esa manera Ardern encaró el problema. La ex Ministra aprovechó que Nueva Zelanda no tiene más de 6 millones de personas para administrar bien los casos y analizar cada uno de ellos.

Y así, de un mes al otro, los casos bajaron y el país oceánico comenzó la reapertura de sus lugares y rutina en el mes de mayo, cuando muchos de los países todavía permanecían en cuarentena, especialmente Sudamérica.

Ardern, una líder femenina y una lucha por la igualdad

La política de 43 años rompió todo tipo de esquemas durante su cargo como presidenta del país. Una de las pocas mujeres en haber llegado a la cima política de su territorio y también una de las más jóvenes en su momento.

Durante su paso, siempre deseó mostrarse como una mandataria alejada a la vieja figura de mujeres más combativas. Jacinda se caracterizó por el buen trato y por la cercanía que tuvo con los más jóvenes.

La madre de Neve, desde un inicio, advirtió sobre su pelea constante por los derechos de la mujer y siempre se mostró interesada en la igualdad de género, un tema establecido en el presente.

Ardern incursionó en la política desde otro lugar. No significa que haya estado bien o mal, simplemente que la mujer optó por gobernar bajo una mirada más cercana a la gente y con roce amigable. Luego, Nueva Zelanda determinó que su postura estuvo buena,

Jacinda revolucionó su gobierno y le dió un aumento de participación a las mujeres mientras que ha luchado por mantener seguros a los niños y darle recursos al sector infantil de bajos niveles.

Finalmente Ardern abandonó el cargo a comienzos de este año porque aseguró que estaba cansada y que podía seguir rindiendo a la altura del cargo. Actualmente, Chris Hopkins tomó las riendas del país oceánico.

Una despedida que dejó un legado importante

Como decíamos anteriormente, uno no puede caer bien a todo el mundo y la imagen pública de la ex presidente había bajado en los últimos meses, también por el ascenso de otras personas relevantes en el mundo de la política.

Jacinda Ardern, quien tuvo a su actual hija Neve durante su cargo, no será una mujer más que haya tomado el rumbo de Nueva Zelanda. La pandemia del coronavirus y el atentado terrorista que ocurrió en el país hace unos años fueron dos ocasiones en la que la ex Ministra salió a relucir su liderazgo.

Acompañó y apoyó a la comunidad musulmana por el ataque terrorista y actuó velozmente en la propagación del virus. Eso queda en el legado de una mujer que con el correr de los años enfrentó otro tipo de dificultades y finalmente dio un paso al costado.